Precursores de la adicción

Inicio » Adicciones » Precursores de la adicción

Influencias genéticas y ambientales sobre el uso adolescente de las drogas

Decirle no a las drogas durante la adolescencia disminuye el riesgo de la adicción más tarde en la vida.  Asimismo, empezar a consumir drogas durante la adolescencia predispone el uso de drogas en la adultez.  Muy pocos estudios han investigado los factores de riesgo ambientales y genéticos involucrados en el uso de drogas por parte de los adolescentes comparado con el de los adultos.  Este mes, los investigadores publican resultados de un estudio longitudinal sobre el uso de drogas entre una población de adolescentes de Minnesota.

Los investigadores de la Universidad de Minnesota analizaron datos sobre el uso de sustancias legales (tabaco) e ilegales (marihuana y anfetaminas) en una muestra de gemelos y mellizos de 17 años.

Ellos descubrieron que las diferencias en la conducta dentro del grupo se debían más a factores ambientales que a factores genéticos.  De acuerdo a las mediciones estadísticas, los genes eran un factor significante en el uso de tabaco y la dependencia a la nicotina pero no en el uso de las drogas ilegales. 

Matt McGue, del departamento de Psicología de la universidad de Minnesota, lideró la investigación.  McGue y sus colegas escriben: “El descubrimiento más sorprendente en nuestro estudio fue que el hecho de compartir los factores ambientales (como compartir un hogar donde las drogas están disponibles a través de los padres o hermanos, o compartir el mismo circulo de amistades) parece ejercer una influencia considerable sobre el uso de drogas ilegales en la adolescencia.”  El trabajo aparece en la revista American Journal of Medical Genetics.

Las investigaciones sobre el uso abuso de sustancias en adultos sugiere que las influencias genéticas pueden aumentar con el tiempo.  “Esperamos que algunos adolescentes clasificados como “no afectados” a la edad de 17 años luego sean afectados una vez que atraviesan el período de mayor riesgo,” escriben los autores.

Los investigadores hipotizaron que las diferencias de género podían ser un factor en los resultados.  En general, no hubo diferencias significativas.  Tampoco se registraron diferencias entre mellizos y gemelos.

El descubrimiento de la existencia de influencias ambientales significativas pone en evidencia la importancia de la intervención temprana en el abuso de drogas.

Fuente: Celera (Octubre 27, 2000)