HOME

a

REGISTRESE !

a

Objetivos de sitio


Archivo Temático 


Archivo (por fecha)


Colaboradores


Links


Premios recibidos


a

Buscador

a

Correo

 

 

 

      “La  Humanidad  tiene  razones  que  la  Razón  del  Hombre  ignora”    

Notas

Biología

El mito de la reina hormiga  

Steven Johnson

- 08.04.2002 - 


A pesar del comportamiento del estilo Servicio Secreto, no hay nada jerárquico acerca de la forma en que la colonia de hormigas toma sus decisiones.  “Aunque la reina es un término que nos recuerda sistemas políticos humanos,”explica Gordon,”la reina no es una figura de autoridad.  Ella pone los huevos y es cuidada y alimentada por los trabajadores.  Ella no decide que trabajador hace que.  En una colonia de hormigas, muchos pies de túneles internos y recámaras y miles de hormigas separan a la reina, que esta junto a sus trabajadoras internas, de las hormigas que trabajan fuera del nido y usan solo las recámaras cerca de la superficie.  Sería físicamente imposible para la reina dirigir cada decisión de los trabajadores acerca de que tarea realizar y cuando.”  Las hormigas que llevan a la reina a su recámara lo hacen no porque han sido ordenadas por su líder; lo hacen porque la hormiga reina es responsable de dar a luz a todos los miembros de la colonia, así que está en el mejor interés de la colonia, y del pool genético de la colonia, mantener a la reina segura.  Sus genes les instruyen proteger a la madre, de la misma forma en que les instruyen buscar comida.  En otras palabras, la matriarca no entrena a sus sirvientes para protegerla, la evolución lo hace. 

La cultura popular cree en los estereotipos Stalinistas de las hormigas, pero de hecho, las colonias son completamente opuestas a las economías comandadas.  Mientras que son capaces de coordinar de una manera extraordinaria sus tareas, las colonias que estudia Gordon muestran uno de los comportamientos más descentralizados de la naturaleza: inteligencia y personalidad y aprendizaje que emerge desde abajo hacia arriba.

Ahora sabemos que los sistemas como las colonias de hormigas no tienen líderes reales, que la misma idea de una “reina”puede dar lugar a confusión.  Pero la necesidad de encontrar coordinadores en esos sistemas siempre ha sido poderosa, en ambos el comportamiento de grupo de los insectos sociales y en el comportamiento humano que crea un ciudad viviente.

                                                  

- 10v Servicios de Internet -

Junio 2000