Médicos argentinos no paran pero se quejan fuerte ante el Presidente

Inicio » Coronavirus » Médicos argentinos no paran pero se quejan fuerte ante el Presidente

En las últimas horas comenzó a circular entre los médicos de Argentina una carta en la que exponen la situación que los está afectando directamente en sus trabajos, ahora recargados por la pandemia del coronavirus, e indirectamente a la población que precisa de un sistema de salud eficiente.

El listado, tanto de los reclamos como del estado de situación que describen, es larguísimo y por ello hasta se disculpan a los periodistas y los medios de prensa donde están haciendo llegar la misiva.

En primera instancia la circular de alerta de los facultativos está dirigida al presidente Alberto Fernández e inmediatamente a la población y también a la clase política y los distintos responsables de las distintas áreas de salud del país.

A continuación la durísima descripción que hacen los médicos sobre la situación que dicen atravesar:

DE LOS MEDICOS, AL SR PRESIDENTE DE LA NACION DR ALBERTO
FERNANDEZ, A TODA LA POBLACION Y A LOS POLITICOS
RESPONSABLES DEL AREA DE LA SALUD

Todos sabemos que desde siempre la Salud Pública ha sido relegada.

Si había que hacer ajustes, FUE y ES, el área de salud la más afectada. Así es que nosotros, los Médicos, nos hemos acostumbrado a trabajar como podemos, nos hemos adaptado a hospitales en pésimas condiciones edilicias, con escasos insumos y a que el valor de la hora de trabajo altamente calificado, sea menor al valor de cualquier otra carrera profesional.

De igual manera ,Ustedes, pacientes del sector público, se han ido conformando a que no haya insumos, a no tener cama o a una habitación digna, a que una cirugía deba reprogramarse 20 veces por múltiples circunstancias, debiendo canalizar estas falencias en una prepaga que les de, en el mejor de los casos, un mejor servicio de hotelería, equipamiento e instrumental adecuado al bien de la salud, ya que el nivel médico de todos nosotros, es de igual calidad en lo público y en lo privado.

El equipo de salud tristemente se fue desalentando, desmotivando y callando, por NO querer utilizar el Paro General de actividades como reclamo y dejar a la población sin atención, como los dejan tantos otros sindicatos, sin transporte, sin educación, sin limpieza.

Dejarlos sin salud, sería dejarlos sin guardia, sin especialistas, sin cirugías de urgencia

En síntesis, sería dejarlos empeorar o morir .

Pero esto, no nos lo permiten la etica, la vocación y el don de servicio. La vocación porque nace con nosotros, no seríamos nosotros sin ella y no podríamos hacer seguramente ninguna otra cosa con el amor y dedicación que hacemos ésta, y el don de servicio, que tantas veces nos ha puesto de rodillas.

De rodillas ante los grandes negociados de la medicina, las dudosas compras, los insumos pagos que nunca aparecen, los contratos basura, donde la dignidad del trabajo medico se esfuma en el día a día.
La necesidad de tener diversidad de trabajos que nos permitan tener un salario digno.

El no tener concursos, ni puestos que nos den derechos laborales como otros trabajadores, que inclusive asumen riesgos , jamás comparables con la vida de un ser humano.

La no existencia de licencias especiales para médicas embarazadas que deben continuar trabajando, expuestas a todo tipo de noxa.

Y aunque parezca increible , debimos tener que aceptar que se considere que vivir entre la enfermedad y las infecciones, NO sea evaluado ni de alto riesgo ni insalubre.

Desde la sociedad, observar y padecer que se nos tilde de asesinos, y tener que callar ante quienes nos agreden verbal y físicamente o nos amenazan de muerte.

Hoy, una vez más nos encontramos de rodillas, frente a la pandemia más atroz que haya conocido la historia, donde miles de colegas están muriendo en el mundo, día a día.

Colegas que mueren infectados, solos, lejos de quienes lo vieron crecer desde el momento en que su vocación afloro. Agotados, abatidos, desesperanzados.

¿TAL VEZ TE INTERESE?  «Unidos por Argentina» reunió casi 88 millones

Pandemia, que pronta a llegar a las puertas de nuestro débil sistema de salud, encuentra que aún no se dispone de equipos de protección para todo su personal y da cuenta de los escasos centros de salud con la complejidad y los insumos necesarios para afrontarla.

Pandemia que hace que salgamos corriendo a comprar respiradores, a armar estadios y hospitales de campaña, improvisados y urgentes.

El Ministerio nos coloca al frente de esta batalla, con total desprotección, sin seguro médico, ya que frente a una pandemia NO se nos reconoce el mismo, sin pensar que posiblemente estemos muertos dentro de unos meses, o llevaremos la peste a nuestras casas o tendremos que vivir en el hospital para evitarles a ellos la posibilidad de contagio y a nosotros la culpa eterna de haberlos contagiado, con las consecuencias anímicas y económicas que esto conlleva.

Ahora somos héroes y merecemos aplausos.

Pues, no señores, somos personas que tenemos coraje, pero también tenemos temor a morir mientras luchamos con las pocas armas que tenemos.

Tenemos incertidumbre y ansiedad, porque somos seres humanos que trabajamos de médicos.

Ni dioses, ni héroes, ni asesinos, ni mercenarios.

Simplemente MEDICOS

Por eso, el reconocimiento por ir al campo de batalla, por ir al frente, lo queremos

AHORA que estamos vivos,

AHORA que podemos respirar, hablar y explicar nuestra condicion, para que nos acompañen y nos apoyen.

Y no tengan miedo…exponer la realidad no implica que los vayamos a dejar solos.
No los vamos a dejar a la deriva, vamos a estar todos piloteando el barco en plena tormenta, para hacerle frente a este virus altamente letal, aún sabiendo que perderemos compañeros, amigos, y veremos muchas bajas a nuestro alrededor.

No los dejaremos SOLOS , aún sabiendo que PODEMOS PERDER LA VIDA.

Por eso ahora, es el momento, si, AHORA,

Y no aceptamos “DESPUES VEMOS”, ni “DESPUES HABLAMOS” o “CUANDO

PASE LA PANDEMIA, REGULARIZAMOS SU SITUACION.”

Hoy, que tenemos más chance de morir que ningún otro argentino, hoy es tiempo de reivindicación histórica para los médicos, antes que se nos olvide de nuevo.

Es AHORA, que están buscando voluntarios inexpertos para cubrir acciones que solo los formados podemos hacer.

Llamando a médicos recién recibidos, sin manejo de la urgencia ni experiencia ante la muerte.

Es AHORA que llegan de Cuba 500 médicos que no tienen reválida con nuestro país, pero que serán pagados con dinero de nuestros bolsillos.

Es AHORA que les pagan miles y miles de pesos a los artistas por sus shows televisivos y para que nos digan “quédate en casa”, en lugar de ofrecernos condiciones de real cuidado y protección a quienes arriesgamos nuestra vida desde años, y hoy, más que nunca.

Por eso exigimos a nuestras autoridades:

*HONORARIOS MÉDICOS DE EMERGENCIA SANITARIA, DIGNOS Y ACORDES A LA COMPLEJIDAD Y RIESGO DE LA PROFESION.

*UN SEGURO DE VIDA CONTUNDENTE , URGENTE Y EXPEDITIVO que ampare a nuestras familias si morimos INFECTADOS o si los contagiamos por ir a casa infectados con el enemigo invisible.

*Exigimos algo que ni deberíamos exigir, que es la provisión de los EQUIPOS DE
PROTECCION PERSONAL INDISPENSABLES Y VITALES indicados por las OMS para TODO el equipo de salud que enfrenta esta pandemia y no aceptamos un “NO HAY”, ni un” YA VA A LLEGAR”, porque en ese tiempo corre nuestra vida

*Exigimos EXIMICION DE IMPUESTOS, ya que ESTO NO es ganancia, es RIESGO!!!!

LLEVAMOS ADELANTE, EL PESO DE ATENDER, CUIDAR Y SANAR AL ENFERMO Y ACOMPAÑAR AL MURIENTE.

NUNCA HEMOS ABANDONADO NUESTRO TRABAJO, NI EN LAS PEORES CONDICIONES.

PERO, TAMPOCO, NUNCA ANTES HEMOS ESTADO EXPUESTO A LA MUERTE COMO AHORA.

POR LO TANTO, ES HORA DE HACER LO QUE SIEMPRE SE POSTERGA Y NUNCA SE HACE, CUIDARNOS PARA QUE PODAMOS CUIDAR.

USTEDES NOS NECESITAN, VIVOS.

NOSOTROS NECESITAMOS DE UDS, EL RECONOCIMIENTO URGENTE DE

NUESTROS DERECHOS

Copia y pega o compartir para que nuestro reclamo se haga viral.

Fuente: https://noticiasmendoza.com.ar/medicos-argentinos-no-paran-pero-se-quejan-fuerte-ante-el-presidente/