El niño palestino número 3.000 es operado del corazón en Israel a través de Save a Child’s Heart

Inicio » Humanidad » El niño palestino número 3.000 es operado del corazón en Israel a través de Save a Child’s Heart

Fuente:

A los 5, Amir Yichya Mabchuch recibe una cirugía cardíaca a través de la organización el domingo. La madre del niño dice que los habitantes de Gaza saben que los médicos israelíes “son completamente confiables”

Un niño de 5 años de Gaza fue llevado el domingo al Centro Médico Wolfson en Holon, donde los médicos israelíes realizaron una cirugía a corazón abierto para salvarle la vida, convirtiéndolo en el niño número 3.000 de los territorios palestinos en someterse a dicha cirugía en Israel. como parte del programa de una ONG israelí.

Amir Yichya Mabchuch de Jabaliya, justo al norte de la ciudad de Gaza, fue traído por Save a Child’s Heart, una ONG israelí que, desde su fundación en 1995, ha ayudado a más de 6.000 niños a viajar desde el extranjero con sus familias para las operaciones críticas.

Los niños provienen de más de 65 países, la mayoría de los cuales se encuentran en el mundo en desarrollo, y muchos de los cuales no tienen vínculos diplomáticos con Jerusalén.

Mabchuch fue diagnosticado por primera vez con un defecto cardíaco a los dos meses de edad. Su madre, Maha, lo había llevado a que lo vieran por una infección viral, cuando el médico de la familia detectó un bloqueo en una de las arterias coronarias del bebé.

Desde el principio, “comprendimos que Amir necesitaría una operación para corregir el defecto”, dijo su madre.

El niño no ha disfrutado de una infancia normal y sin preocupaciones. No ha podido realizar tareas simples y no se le ha permitido correr, ni siquiera caminar durante largos períodos, por temor a que el esfuerzo sea demasiado para su frágil corazón. En cambio, toda su vida ha estado bajo supervisión médica constante.

Cuando la familia de Amir se enteró de la opción de operarlo del corazón en Israel durante un chequeo en Gaza, aprovecharon la oportunidad.

    “Cuando los médicos nos dijeron que existía la posibilidad de que los médicos israelíes llevaran a cabo la complicada operación que necesitaba Amir, nos sentimos muy felices. Todo el mundo aquí en Gaza habla de que los médicos israelíes son los más profesionales del mundo y de que se puede confiar plenamente en ellos”, dijo la madre de Amir.

    El niño palestino número 3.000 es operado del corazón en Israel a través de Save a Child’s Heart
    Amir en el Centro Médico Wolfson en Holon, donde los médicos de Save a Child’s Heart realizan cirugías en niños de todo el mundo (Tomer Noyberg/Save a Child’s Heart)

    Para traer a Amir a Israel, Save a Child’s Heart presentó una solicitud en su nombre y el de su familia para permitirles ingresar a Israel, mientras que la familia presentó una solicitud por separado ante las autoridades de Gaza para salir del territorio.

    Según los informes, las cirugías cardíacas vitales continuaron a buen ritmo incluso durante la pandemia, aunque la cantidad de habitantes de Gaza a los que se les permitió ingresar a Israel para recibir atención médica se redujo drásticamente, supuestamente para evitar la propagación de COVID-19.

    El niño palestino número 3.000 es operado del corazón en Israel a través de Save a Child’s Heart
    El Dr. Hagi Dekel prepara a un niño palestino para una cirugía cardíaca en el Centro Médico Wolfson en Holon el 21 de noviembre de 2022 (Tomer Noyberg/Save a Child’s Heart)

    Incluso antes de la pandemia, una proporción significativa de las solicitudes para viajar fuera de Gaza para recibir tratamiento médico fueron rechazadas explícitamente o quedaron sin respuesta, lo que significaba que los solicitantes no podían viajar a las citas médicas programadas.

    Según la Organización Mundial de la Salud, un organismo de la ONU, en el año anterior a la pandemia, alrededor de un tercio de los aproximadamente 24.000 habitantes de Gaza que solicitaron el permiso, incluidos cientos con problemas cardíacos, finalmente no lo recibieron.

    Los críticos culpan de la escasez de atención médica adecuada en Gaza al bloqueo impuesto por Israel y Egipto, después de que el grupo terrorista Hamas tomara el control del enclave en 2007.

    Israel dice que las restricciones están destinadas a impedir que Hamás traiga armas y materiales para construir fortificaciones, y que el bloqueo permite la importación de medicamentos y otros artículos médicos o humanitarios. Los críticos afirman que el proceso de investigación de los envíos ralentiza las cadenas de suministro y provoca escasez.

    La operación que recibió Amir, de 5 años, fue complicada y requirió tecnología avanzada que no estaba disponible en Gaza, y la cirugía se llevó a cabo sin problemas, según el cirujano Hagi Dekel.

    “La cirugía se realizó para quitar una obstrucción en el ventrículo izquierdo. Tal obstrucción, si no se trata, puede dañar la válvula y, en el peor de los casos, causar la muerte súbita… Se abrió la válvula aórtica y se eliminó con éxito el tejido grueso que obstruía la válvula”, dijo.

    La directora adjunta de Save a Child’s Heart, Tamar Shapira, dijo que el trabajo no solo salva vidas, sino que también ayuda a cerrar la brecha entre israelíes y palestinos.

    “Llevamos más de veinte años salvando la vida de los niños palestinos, y siempre digo que además de salvar vidas y dar esperanza a sus familias, también estamos logrando construir puentes entre diferentes pueblos”, dijo Shapira.

    Los miembros de la familia Mabchuch dijeron que regresarán a Gaza con profunda gratitud hacia los israelíes que hicieron todo lo posible para ayudar a Amir.

    Justo antes de la cirugía, la madre de Amir dijo: “Sé que siempre hay tensión entre Gaza e Israel, pero eso no cambia la historia de mi hijo. Confío en los médicos israelíes y sé que salvarán la vida de mi hijo”.

    ver más notas de Humanidad