Una nariz electrónica huele las infecciones

Inicio » Olfato » Una nariz electrónica huele las infecciones

Una noticia acerca de un perro que podía oler las lesiones cancerosas llevó a los investigadores de Penn a considerar las posibilidades de la tecnología del olfato y su utilización en la detección y diagnóstico de todo tipo de enfermedades.

Usando la tecnología desarrollado por la Compañía Británica AromaScan, C. William Hanson III, profesor asociado de anestesia en el Centro Médico de Penn, comenzó a buscarle una aplicación a la “nariz electrónica”para oler las enfermedades.

La noción no es necesariamente nueva, pero no ha sido muy explorada debido a la subjetividad percibida y la falta de tecnología aplicada.

“Nosotros no hemos comenzado antes ya que no teníamos las herramientas para hacer nada objetivo con ella,”dice Hanson.

La nariz electrónica, sin embargo, podría cambiar todo eso.  Hanson ya ha aplicado la nariz (que se parece a una computadora personal) para diagnosticar las infecciones pulmonares más rápido, más temprano y con menos costos que las técnicas invasivas del momento. 

El aliento de los pacientes con diabetes es un factor único en el diagnóstico de la enfermedad.  Otras infecciones, dice Hanson, podrían ser las próximas como en el transplante de hígado donde el aliento de los pacientes huele diferente si el transplante es rechazado.

Mientras que el análisis de aromas no es un área amplia de investigación, Hanson dice que está a punto de explotar en el interés de la medicina de investigación.

Un estudio conducido por Hanson analizó las muestras de aliento de pacientes ya diagnosticados con pneumonía y pacientes sin pneumonía. 

Los patrones resultantes generados por la computadora demostraron claras distinciones entre los pacientes que estaban infectados y aquellos que no lo estaban. 

El aparato electrónico ofrece mayores ventajas que otras herramientas convencionales, dice Hanson, y podría eventualmente extenderse por fuera de la detección de enfermedades pulmonares.

“El potencial es muy grande,”dice Hanson.  “En vez de esperar dos o tres días para los resultados de un cultivo bacteriológico o depender de una radiografía de pecho que puede ser errónea, los médicospueden casi instantáneamente evaluar a sus pacientes para detectar infecciones.”

Estos conceptos del análisis de aromas no son usados tan amplicamente como lo fueron una vez, dice Hanson, porque los médicos creen que los métodos carecían de objetividad.  Y, naturalmente, Hanson no cree que la nariz electrónica reemplaze otras pruebas estándar para infecciones o pneumonía.

Pero es difícil ignorar conceptos basados en el hecho de que los perros pueden identificar cuando sus dueños van a padecer de un ataque epiléptico, u oler malignidades, simplemente basándose en el olfato.

Hanson dice que ya se han descubierto varios patrones de computadora asociados con ciertas bacterias y hongos. 

Fuente: Pennsylvania Current