Un estudio identificó la genética del metabolismo de las grasas que esta vinculado al vino tinto

Inicio » Ciencias » Un estudio identificó la genética del metabolismo de las grasas que esta vinculado al vino tinto

Fuente: Oregon State University, 9 de Julio, 2004.
Webwww.sciencedaily.com

Un nuevo estudio encontró que un gen llamado SIRT1 puede reducir el desarrollo de nuevas células de grasa, o adipositos, y aumentar el metabolismo o uso de grasas dentro de estas células.

El gen SIRT1 es el foco de numerosas investigaciones y otros estudios han demostrado que su nivel de actividad puede ser significativamente aumentado por la presencia de un compuesto encontrado en el vino tinto.
La nueva investigación, realizada por investigadores de la Universidad estatal de Oregon, el MIT y la Universidad de Ottawa, fue publicado recientemente en Nature.
Podría ayudar a explicar porque el consumo moderado de vino tinto parece disminuir las muertes debidas a enfermedades cardíacas, como ha sido demostrado en algunos estudios demográficos.
El estudio fue realizado con ratones como modelo de investigación y todavía faltaría evaluar si se observan los mismos resultados en modelos humanos.
La investigación incluyó el estudio del proceso de la formación de la grasa y su uso a nivel celular y genético. También analiza la función metabólica del resvetrol, polifenol y antioxidantes encontrados en la piel de las uvas.
“Cuando las células eran expuestas al resveratrol, nuestros estudios mostraron una reducción dramática de su conversión a adipositos y un aumento significativo de la movilización de la grasa existente o la velocidad a la cual las células metabolizaban la grasa almacenada,”dice Mark Leid, profesor de farmacología de la Universidad de Oregon. “Esto claramente podría ser una de las explicaciones de los beneficios de salud que algunos investigadores creen que se vinculan al consumo moderado de vino tinto.”
Una serie de estudios han demostrado que la restricción calórica es uno de los pocos métodos probados que retardan el envejecimiento, mejoran la salud cardiovascular y extienden la vida de los mamíferos.
Las investigaciones realizadas con levaduras demostraron que existe un gen llamado SIR2 que tiende a promover la longevidad y que las levaduras se mueren prematuramente si se deleciona este gen, dice Leid. Estudios previos demostraron que el resveratrol puede aumentar la actividad de SIR2 y aumentar la vida de las levaduras hasta un 70 %. También se encontró que el SIRT1, un gen que se encuentra tanto en ratones como humanos, tiene esencialmente la misma función que SIR2 y la misma reacción a estímulos por reveratrol.
Intentando determinar la base molecular de este vínculo genético a la longevidad, el nuevo estudio descubrió que SIRT1 aumenta el uso de la grasa y reduce la formación de nuevos adipositos, aparentemente reprimiendo una o más proteínas que regulan la grasa y otros genes que disparan el almacenamiento de grasa luego de una restricción calórica. Este podría ser un mecanismo evolutivo para que el cuerpo sienta un ayuno corto y lo contrarreste con un aumento del metabolismo de la grasa corporal almacenada.
“Sería prematuro sugerir que los suplementos de resveratrol tendrían beneficios, porque este compuesto se oxida muy fácilmente y pierde su efectividad metabólica,”dice Leid. “Por esta razón es muy difícil estudiarlo en un laboratorio. Pero si sabemos que el vino tinto tiene altos niveles de este compuesto y este estudio sugiere por lo menos un mecanismo por el cual el vino tinto tienen beneficios de salud. Podría ayudar a prevenir el desarrollo de grasa y su almacenamiento.”
El reveratrol se encuentra en la piel de las uvas, y su concentración en el vino es un reflejo del tiempo en que la piel estuvo en contacto con el proceso de fermentación. Por esto, su nivel es mucho más alto en el vino tinto que en el vino blanco y otros productos. Otras fuentes de este compuesto incluyen el maní y otras plantas.