Trastornos Psiquiátricos

Inicio » Cerebro y Enfermedades » Trastornos Psiquiátricos

La esquizofrenia es quizá uno de los trastornos psiquiátricos más intensamente estudiados y existe evidencia de que su patogénesis involucra anormalidades en el desarrollo neurológico.
Los pacientes parecen mostrar la pérdida de materia gris, pero todavía no está claro si esto ocurre tempranamente o tardíamente en el desarrollo neuronal.  Thompson y sus colegas han seguido a un grupo de pacientes con esquizofrenia de aparición temprana ( con un comienzo en la niñez o adolescencia temprana) para estudiar la dinámica de esta reducción en volumen.
Los investigadores utilizaron imágenes magnéticas de alta resolución (MRI) para detectar cambios estructurales en los cerebros de adolescentes con esquizofrenia de aparición temprana durante cinco años.  Los autores compararon las imágenes durante la duración del experimento y con controles normales y adolescentes con otros trastornos psiquiátricos. Descubrieron que había una mayor pérdida de materia gris en los pacientes con esquizofrenia que en los adolescentes normales y que la pérdida seguía un patrón espacial específico a medida que pasaba el tiempo.
Los controles normales mostraron una pérdida de materia gris durante los cinco años de duración del experimento.  Pero esta reducción era bastante homogénea en el cerebro.  POr otro lado, los pacientes con esquizofrenia mostraban un patrón de pérdida tipo onda específico que comenzaba en las cortezas parietales y progresaba durante los próximos años hacia las regiones frontales y temporales.  Los pacientes con otras enfermedades psiquiátricas también mostraban una mayor pérdida de materia gris comparado con los controles normales, pero la pérdida era menos marcada que para los pacientes con esquizofrenia y no incluía la corteza temporal.
Otros trabajos previos demostraron que la falta de materia gris en algunas áreas del cerebro en los pacientes esquizofrénicos adultos y sus familias se podrían atribuir a factores genéticos, mientras que en otras áreas parecen estar relacionadas con factores ambientales.  Interesantemente, las cortezas parietales, donde comienza la pérdida dinámica en los adolescentes con esquizofrenia, cae dentro de la segunda categoría (factores ambientales), mientras que la pérdida en la corteza frontal y temporal, que son afectadas luego, parece estar mediada genéticamente.  Los autores comentan que estos descubrimientos son consistentes con la idea de que un factor disparados del medio ambiente contribuye a la instauración y desarrollo inicial de la esquizofrenia.
La falta de materia gris en diferentes áreas cerebrales también muestra correlaciones interesantes con la progresión clínica de la enfermedad.  Específicamente, la pérdida más rápida en las cortezas temporales está asociada con síntomas positivos más severos (por ejemplo, alucinaciones), mientras que la pérdida en las cortezas frontales se correlaciona con un aumento en los síntomas negativos ( como la falta de respuestas emocionales y problemas del habla).
Aunque los casos de esquizofrenia todavía son misteriosos, una mejor comprensión de los cambios estructurales que ocurren durante la progresión de esta enfermedad en estos pacientes adolescentes podría llevar a otros descubrimientos de los mecanismos de la forma de instauración tardía de la enfermedad.  Además, la fuerte correlación entre el patrón de pérdida y los síntomas específicos podrían ayudarnos a desenmascarar los mecanismos que se encuentran detrás de los síntomas.  Sin embargo, estos descubrimientos también indican que los tratamientos para la esquizofrenia van a requerir un enfoque hacia el enlentecimiento de la pérdida de materia gris.  Esto hace surgir una importante pregunta: Qué es lo que causa está pérdida progresiva de tejido?
Leer Profilaxis de la Agresión de Horacio Ferreyra Moya
 
Fuente: Nature Reviews Neuroscience 2, 759 (2001)