Sigue a tu nariz

Inicio » Olfato » Sigue a tu nariz

Cualquiera que haya viajado en el subte lleno de gente ha experimentado la variedad de olores que el cuerpo humano puede generar, pero se debate si estos pueden llevarnos hacia nuestra pareja perfecta.  La búsqueda de las moléculas químicas involucradas en la elección sexual ha estado frenada por el hecho de que nuestro aroma “natural” está tapado por muchos factores, desde el jabón que usamos hasta la comida que comemos.  Sin embargo, Martha McClintock de la Universidad de Chicago cree que las mujeres pueden oler diferencias sutiles en el olor corporal de los hombres que reflejan la variación del Complejo Mayor de Histocompatibilidad (MCH). 

El experimento consistió en que un grupo de hombres usara la misma remera por dos días y evitara comidas picantes, mascotas, desodorantes y actividad sexual.  Luego un grupo de mujeres debió oler las remeras sin poder verlas a a través de cajas con aberturas.  Las mujeres debieron decidir que caja elegirían para olerla todo el tiempo. 

Las mujeres tendían a preferir el olor de un hombre cuyos genes del MCH se asemejaban a los de su padre, pero no a los de su madre, siguiendo la consigna de que “las mujeres quieren a un hombre que huela como su padre”.  Las implicancias evolutivas no son claras, pero una posibilidad es que los niños heredan un sistema inmune probado mientras que dejan lugar a las nuevas influencias protectivas.

Fuente: Nature