La conciencia social vino temprano

Inicio » Conciencia Social » La conciencia social vino temprano

El cuidado de los ancianos y discapacitados ha estado presente por mucho más tiempo de lo pensado.  El descubrimiento de una mandíbula con marcas que se correlacionan con una  enfermedad de las encías indicarían que este individuo sin dientes pudo sobrevivir con la ayuda de sus amigos.

Sin sus dientes, sin poder masticar su comida, el dueño de esta mandíbula pudo sobrevivir “por lo menos unos meses”, estima el antropólogo Erik Trinkaus de la Universidad de Washington de Missouri.  La masticación había degradado el hueso que había crecido para llenar los agujeros de los dientes.

“Este individuo o estaba comiendo solo los pedazos suaves u obtenía ayuda de alguien,”dice Trinkaus.  La mandíbula se encontró en Francia.

Se pensaba que este nivel de conciencia social había surgido hace 50000 años entre nuestros primos los Neanderthals.  Esta mandíbula retrasa la fecha para la supervivencia colaboradora unos 175 mil a 200 mil años atrás.

“Esto sugiere que los pre-Neanderthals ya tenían los elementos significativos del comportamiento humano,”dice Chris Stringer, un arqueólogo del Museo de Historia Natural en Londres, UK.  Pero no nos dice exactamente cuando el cuidado de los otros miembros del grupo evolucionó por primera vez.

Hasta hace poco se pensaba que la sofisticación social necesaria para que los miembros del grupo se cuiden mutuamente había surgido con nuestros ancestros directos, los humanos tempranos modernos.  El descubrimiento de ancianos y enfermos Neanderthals demuestra que ellos se cuidaban mutuamente hace 50000 años.

Las marcas de dientes gastados del mismo sitio sugiere que los pre-Neanderthals, como sus descendientes los Neanderthals, eran particularmente dependientes de sus dientes para la supervivencia, utilizándolos para obtener carne y romper huesos.  La falta de herramientas de piedra y de otra tecnología haría que fuera imposible procesar comida para un individuo sin dientes.

Aunque sociables, no existe evidencia de que nuestros ancestros, los primates, cuidan a los miembros enfermos y discapacitados de sus grupos sociales.  Los estudios indican que se mueren de hambre luego de perder sus dientes.

Fuente: Nature Science (Septiembre 11, 2001)