Desordenes alimenticios

Inicio » Nutricion » Desordenes alimenticios

BBC News (Diciembre 20, 2000)


La Asociación de Desordenes Alimenticios estima que cerca de 165.000 personas en el Reino Unido tienen desordenes alimenticios con un 10 por ciento que muere como consecuencia.  La mayoría son mujeres pero uno cada diez son hombres.

Los desordenes alimenticios más comunes son la anorexia, bulimia y el comer excesivamente y compulsivamente.  Pero existen otros desordenes.  Por ejemplo, algunas personas restringen severamente el rango de comidas que consumen o algunos niños que tienen un miedo psicológico a la comida.

La anorexia, que involucra la privación de comida, es la más común entre los jóvenes.  Niños de la edad de tres años se han tratado con anorexia.

La bulimia, caracterizada por un ciclo de privación seguido por la ingesta excesiva de alimentos.

Se ha culpado al énfasis sobre las modelos super delgadas por el aumento en los desordenes alimenticios.

Los expertos dicen que puede tener un efecto sobre como las personas se perciben, pero las causas de los desordenes alimenticios usualmente son más complejas y están vinculadas a sentimientos generales de valoración propia.

Anorexia Nervosa

Se estima que cerca del 5 por ciento de chicas jóvenes del Reino Unido padecen de anorexia nervosa.  Los chicos y niños de las minorías étnicas están menos afectados.

La condición resulta en la muerte en un 20 por ciento de los casos luego de 20 años con la enfermedad.

Sólo un 60 por ciento de los anoréxicos se recuperan.  Los psiquiatras han determinado varias características que dicen son típicas de anoréxicos.

Estas incluyen: una madre crítica, dominante y sobre-protectora y un padre pasivo o ausente y una tendencia hacia el perfeccionismo, una fuerte búsqueda de la aceptación social y una necesidad de orden y control.

La anorexia nervosa consiste en dejar de comer intencionalmente.  Lo que podría comenzar como una dieta normal se lleva al extremo, donde muchos reducen la ingesta de alimentos a un mínimo.  También se caracteriza por el comportamiento obsesivo.  La mayoría de los anoréxicos niega tener un problema.

La falta de alimentos priva al cuerpo de las proteínas y no permite el normal metabolismo de la grasa.  Los efectos de esto incluyen:

  • una irregularidad en el latido del corazón que se debe  a un cambio en el músculo cardíaco.  Esto puede llevar a una falla cardiaca y muerte.
  • cesamiento de la menstruación
  • deshidratación, cálculos renales y falla renal
  • crecimiento de vello corporal fino en la cara y brazos
  • la degradación de músculos que lleva a la debilidad
  • constipación e irritación intestinal
  • osteoporosis causada por una falta de calcio

Los síntomas de la anorexia

Los síntomas de la anorexia incluyen un rango que va desde la pérdida extrema de peso, la negación del hambre y el ejercicio excesivo hasta la elección de alimentos bajos en calorías y ocultamiento de los sentimientos.

Una persona con anorexia puede estar extremadamente delgada y asimismo verse con sobrepeso.

Se cree que la edad promedio en que aparece la enfermedad es de 16 años, aunque incluye personas desde los 10 hasta los 40 años.  La mayoría nunca tuvo sobrepeso.

Tratamiento de anorexia

Más del 25 por ciento de los anoréxicos están tan débiles que requieren hospitalización.  Esto puede involucrar alimentación forzada como también consejos para la alimentación sana.

Muchos médicos creen que una vez que el peso de una persona cayó por debajo de un cierto nivel, esa persona ya no es capaz de tomar decisiones racionales.

Últimamente ha habido muchos debates acerca de si una persona debe ser alimentada forzosamente o si tiene derecho a privarse de la comida hasta morirse de hambre.

Otros tratamientos incluyen terapia grupal, terapia familiar y psicoterapia con antidepresivos.

Cerca de un tercio de los pacientes se recuperan totalmente, otro tercio mejora significativamente y el último tercio no se recupera.

Bulimia nervosa

Se piensa que la bulimia es dos a tres veces más común que la anorexia, pero que no es tan peligrosa físicamente.

Sin embargo, el uso excesivo de laxantes y la provocación del vómito puede causar la ruptura del esófago, deficiencia mineral y deshidratación.

La bulimia se reconoció como enfermedad en los setentas y está caracterizada por un ciclo de vómitos y falta de ingesta de alimentos.

Muchos bulímicos parecen estar bien, pero los expertos dicen que bajo la superficie, muchas veces se sienten sin valor.

El uso de laxantes también puede causar desordenes  intestinales, estomacales y renales.

Los laxantes no causan una pérdida de peso, sino que remueven agua y minerales esenciales, como el potasio, dando la apariencia de pérdida de peso.

El vómito excesivo puede causar descomposición dental, úlceras bucales, dolores de garganta y desordenes estomacales que pueden tener implicancias serias sobre la salud.

Algunos expertos creen que la bulimia es el resultado de un desbalance de sustancias en el cerebro, pero otros piensan que se debe a una falta de autovaloración.

Las personas que padecen esta enfermedad tienden a ser mayores que los anoréxicos, tardan más tiempo en recuperarse y son más susceptibles al suicidio.

El tratamiento para la bulimia incluye el uso de drogas como antidepresivos y terapia que incluye el análisis de la causa de la bulimia, la modificación del comportamiento y educación acerca de la alimentación sana.