HOME

a

REGISTRESE !

a

Objetivos de sitio


Archivo Temático 


Archivo (por fecha)


Colaboradores


Links


Premios recibidos


a

Buscador

a

Correo

 

 

 

      “La  Humanidad  tiene  razones  que  la  Razón  del  Hombre  ignora”    

Notas

Biología

Dinámica de grupo entre las hormigas 

Nature (Julio 19, 2001)

- 26.11.2001 - 


Es bastante difícil llegar a un acuerdo entre cuatro personas acerca de una película. Sin embargo, cientos de hormigas llegan a tomar una decisión conjunta acerca del mejor lugar para vivir con facilidad.  Cada acto pequeño de una hormiga individual asegura que en conjunto la colonia se mueva hacia la dirección correcta.

Stephen Pratt de la Universidad de Bath, UK, les quitó el hogar a una colonia de hormigas de laboratorio de Leptothorax albipennis disparando la migración y ofreciéndoles una variedad de hogares nuevos.

Cuando una hormiga encuentra un potencial hogar, primero lo inspecciona.  Las hormigas, que viven entre las rocas en la naturaleza prefieren lugares oscuros, amplios pero con una entrada estrecha.  La primer hormiga luego se dirige al viejo hogar y recluye una segunda hormiga para que la siga en un proceso mediado por feromonas. La segunda hormiga toma su decisión luego de inspeccionar el lugar y vuelve a recluir a una tercera hormiga y así sucesivamente.

Pero una hormiga toma su tiempo hasta que recluye a la próxima hormiga.  Pratt observó que cuanto menos le gusta el lugar para formar un nido, la hormiga esperará más tiempo hasta recluir a otra hormiga.

Si una hormiga que llega al hogar potencial se encuentra con muchas hormigas allí, en vez de recluir a otra hormiga, comienza a traer las cosas del viejo hogar al nuevo: huevos, larvas y otras hormigas.  Parecería que se llega a un punto donde la mente colectiva ha tomado una decisión y la migración se acelera.

Muchos individuos que siguen unas pocas reglas simples resultan en un comportamiento poderoso y complejo.  “No se necesita un set de reglas complejas para que surja un patrón”, dice Jennifer Fewell que estudia a las hormigas en la Universidad del Estado de Arizona.   El cerebro, el desarrollo embrionario y los ecosistemas muestran propiedades complejas emergentes similares a partir de interacciones simples, dice Fewell.

Tales patrones podrían ser un resultado inevitable de las interacciones, en vez de ser favorecidas por la selección natural, ella dice.  “Hemos estudiado esto desde la perspectiva de la evolución en vez de determinar como el patrón emerge en primer lugar,”dice Fewell.

La idea de que muchos cerebros individuales juntos pueden resolver problemas mejor que un solo cerebro grande ha captado la imaginación de muchos científicos de computación.  “Existe un campo que intenta desarrollar robots basándose en algoritmos de hormigas,”dice Pratt.

  

 

- 10v Servicios de Internet -

Junio 2000