[menu.htm]

 

      “La  Humanidad  tiene  razones  que  la  Razón  del  Hombre  ignora”    

NOTAS

Ciencia

Por primera vez tenemos una teoría que explica la vida

La Nación (Diciembre 8, 2000)

- 08.01.2001 - 


El célebre pensador Fritjof Capra, en Buenos Aires

Tormenta de cerebros

El científico es vocero de un nuevo enfoque interdisciplinario de la ciencia

Fritjof Capra tiene aura de gurú. Doctor en física teórica por la Universidad de Viena, es un eximio dialoguista capaz de saltar de la economía a la biología molecular y de la política a la matemática, y después integrar todo eso en una irreprochable trama de causas y efectos.

Desde muy joven, este discípulo del creador de la física cuántica, Werner Heisenberg, se sintió cómodo en la heterodoxia. Como estudiante, lo atrajo la filosofía de la ciencia y sintió en carne propia el impacto de las ideas del Mayo Francés. Más tarde, ya en Berkeley, fue capaz de tender puentes entre los textos budistas y la ciencia occidental, y se transformó no sólo en un autor best seller, sino también en un conferencista disputado por las audiencias más dispares.

Actualmente se encuentra dedicado a desarrollar su enfoque sistémico de la ciencia. "Gracias a la matemática de la complejidad, podemos por primera vez describir los sistemas vivos y alcanzar una nueva comprensión de la vida", afirma, recién llegado a Buenos Aires para participar de un coloquio de pensadores de vanguardia.

-Usted suele afirmar que en la sociedad actual la ética cayó en desuso. ¿También a la ciencia le falta una dimensión ética?

-Sí, absolutamente. Por ejemplo, nuestro sistema económico está organizado en torno de redes de flujos financieros. Está basado en computadoras programadas de acuerdo con un único valor: hacer dinero. No hay consideraciones éticas. Creemos que es el futuro, pero no nos damos cuenta de que podemos imponer valores humanos a este sistema.

-A primera vista, parece imposible...

-Por el contrario, los investigadores de ciencias de la computación de la Universidad de Berkeley demostraron que es posible poner señales electrónicas en cada transacción de la economía global. Esas señales podrían ser ambientales, de derechos humanos, de cualquier cosa que queramos. Es posible dotar de valores a la economía, pero no se hace.

-A su juicio, ¿es el sistema electrónico global el que favorece la corrupción?

-La corrupción en muchos países es una antigua tradición, pero ahora todo el mundo se está corrompiendo porque es fácil. Siempre hubo codicia y deshonestidad, pero había límites físicos. Con las computadoras todo es más rápido, los delitos electrónicos no sólo los hacen los hackers, sino también ejecutivos de grandes corporaciones.

-En sus libros, usted dice estar a favor de una visión más femenina de la sociedad.

-Estoy por una sociedad más igualitaria, no necesariamente más femenina. Nuestra sociedad es todavía muy patriarcal y orientada hacia valores masculinos. Creo que estamos en un momento de tansición. Pensemos en el senado americano: allí hay varias mujeres, y operan en forma muy diferente que los hombres. Si la mitad del Parlamento estuviera integrado por mujeres, creo que habría un cambio dramático en los asuntos públicos. Sería más humano, porque la humanidad está compuesta por hombres y por mujeres.

-Su conferencia del domingo tratará sobre una pregunta crucial que los científicos aún tienen que responder: cómo la mente surge del cerebro.

-La respuesta a esta pregunta es uno de los grandes logros de la ciencia en los últimos veinte años.

-Cómo, ¿ya lo sabe?

-Sí, absolutamente.

-¿Y cómo es?

-¿Cuánto quiere pagar?

-No tengo un millón de dólares.

-Déjeme resumirlo. Descartes hizo una división estricta entre la mente y la materia. Llamó a la materia res extensa, y a la mente res cogitans. Los científicos y filósofos se dedicaron durante varios cientos de años a entender cómo esta cosa pensante se relaciona con el cerebro o el cuerpo. Lo que hemos descubierto es que la mente no es una cosa. El lenguaje cartesiano no nos dejaba seguir avanzando. Para el enfoque sistémico, el proceso mental está asociado con la vida en todos los niveles, y todos los sistemas vivientes son al mismo tiempo sistemas cognitivos. A medida que aumentan en complejidad los procesos biológicos, también lo hacen los procesos cognitivos.

-¿Las plantas también poseerían procesos cognitivos?

-Sí, absolutamente.  

Fritjof Capra se encuentra en Buenos Aires para participar de un coloquio de pensadores que organiza el programa Holograma para difundir las ideas de vanguardia en diferentes disciplinas.

"Nuestra intención es empezar a traer en persona a aquellos cuyo pensamiento venimos difundiendo -informa Marisa Escasany, alma máter de esta iniciativa-."

En esta ocasión, junto con Fritjof Capra estarán presentes Rupert Sheldrake, conocido por su teoría de la resonancia mórfica, una red de memoria que vincula a generaciones de criaturas en todo lugar, y Stanislav Grof, filósofo, médico y psiquiatra que fue uno de los pioneros en la exploración de la conciencia.

El coloquio se realizará mañana y pasado, entre las 9.30 y las 17.30, en el teatro Coliseo.

"Creemos que será una experiencia enriquecedora y que estos nuevos enfoques aportarán ideas creativas para resolver cosas", afirma Escasany.

 

- 10v Servicios de Internet -

Junio 2000