Elon Musk: Tecnología para coser electrodos en el cerebro se probará en humanos

Inicio » Cerebro » Elon Musk: Tecnología para coser electrodos en el cerebro se probará en humanos

AUTOR: 

Neuralink, la startup de Elon Musk que está intentando conectar de forma directa el cerebro a las computadoras, ha desarrollado un sistema para surtir sondas eléctricas al cerebro. Musk dijo el 16 de julio que espera iniciar pruebas de la tecnología en humanos a partir de 2020, y que ya se están realizando pruebas en animales. «Un mono ha sido capaz de controlar una computadora con su cerebro», dijo Musk durante una presentación en San Francisco.

La meta inicial de Neuralink es ayudar a la gente a lidiar con lesiones cerebrales y de la columna vertebral o con defectos congénitos, dijo Musk. La tecnología podría ayudar a quienes sufren de paraplegia y que han perdido la capacidad de moverse o de sentir debido a una lesión en la columna vertebral; este podría ser un tratamiento médico menos descabellado que ideas de ciencia ficción como la «telepatía consensual».

Pero la meta a largo plazo es crear una «capa digital de superinteligencia» para conectar a los humanos con la inteligencia artificial, una tecnología que Musk, por cierto, considera una amenaza existencial a la humanidad.

«Al final, podremos crear una interfaz completa de cerebro-máquina en la cual podemos lograr toda clase de simbiosis con la inteligencia artificial», dijo Musk. Una de las metas de este proceso es permitir a las personas escribir 40 palabras por minuto solo con el pensamiento.

Neuralink tiene el potencial de cambiar el horizonte en la industria computacional y de la humanidad, solo y solo si la tecnología y expertos puedan convencer a las autoridades y la sociedad en general que los humanos deben estar conectados directamente a las computadores. Y es aquí donde se encuentra la gran incertidumbre. Los desafíos que se presentan ante esta tecnología son inmensas cuando se trata de su desarrollo, el hacer que sea práctica y asequible, y de convencer a la gente de que es segura.

La compañía de Musk utiliza tecnología parecida a una máquina de coser reveló este año que se podía taladrar pequeños hoyos en los cerebros e insertar electrodos, evitando tocar los vasos sanguíneos.

«Esperamos […] tener esto en un paciente humano para finales de este año, por lo que no está lejos», dijo Musk. El empresario reconoció, sin embargo, que la aprobación de la Dirección de Alimentos y Medicamentes de Estados Unidos (FDA) «es bastante difícil de conseguir».

La tecnología de interfaz entre el cerebro y las computadoras (conocida por sus siglas en inglés BMI) es un campo bajo activa investigación en empresas rivales y otros laboratorios. Algunos están preocupados que el método invasivo de Neuralink es demasiado arriesgado.

Hoy en día, algunos pacientes que padecen de epilepsia tienen docenas de cables insertados en el cerebro para monitorizar la actividad cerebral, dijo Bin He, director de ingeniería biomédica de la Universidad Carnegie Mellon y un investigador que favorece los métodos no invasivos. «En la población general, no podía ver cuántos de los cables insertados en el cerebro humano no podían causar riesgos que podrían dañar el funcionamiento cerebral».

Los métodos no invasivos no solo pueden leer la actividad cerebral sino que también pueden estimularla. Esto es más fácil de hacer a nivel superficial, pero nuevos hallazgos dan esperanza que la comunicación con las neuronas se pueda realizar a niveles más profundos en el cerebro, dijo He.

Aun cuando el método de Neuralink funcione, no esperes poder descargar la capacidad de poder hablar francés en el futuro cercano. Las metas iniciales de la empresa son muy ambiciosas, y el entrenar al cerebro para entender las señales de Neuralink no será fácil, dojo Max Hodak, el presidente y cofundador de Neuralink. «Es un largo proceso, es como aprender a teclear o tocar el piano», dijo.

FUENTE: https://www.cnet.com/es/google-amp/noticias/elon-musk-neuralink-interfaz-humano-computadora-pruebas-2020/