“La  Humanidad  tiene  razones  que  la  Razón  del  Hombre  ignora”    

Semana del 03 de junio de 2002

-

En el próximo mes de Junio, Genaltruista cumplirá su segundo año de vida

Genaltruista vive y crece, cada nuevo co-laborador es parte de esta trama de semejantes que participan de las maneras más diversas:

Algunos sólo leen, otros nos mandan trabajos, otros lo divulgan mediante recomendaciones, ó traducen gratuitamente, pero hay algo que sentimos todos en común: AGRADECIMIENTO.

Somos parte de la cultura de la época , pero también somos libres de iniciar en nosotros una transformación, aunque parezca que” la realidad nos determina y nos somete”. Si perdemos esa libertad que implica ser conscientes de nuestros principios, dejaremos de ser humanos.

Quisiera concluir con las palabras de Erwin Schrodinger (Premio Nobel de Física) quien dice:

“Ahora bien, nosotros nos desarrollamos como especie y avanzamos en la línea fronteriza de las generaciones; cada día de la vida de un hombre representa una pequeña porción de la evolución de la especie que aún está en pleno movimiento. Es cierto que un solo día de la vida, e incluso una vida individual entera, no es sino un brevísimo soplo de cincel para la siempre inacabada estatua. Pero la enorme evolución global que hemos atravesado en el pasado ha sido esculpida con millones de esos minúsculos toques de cincel.”

“Somos al mismo tiempo cincel y escultura, conquistadores y conquistados, se trata de una auténtica autoconquista. Además, hemos concluido que sólo se hacen concientes aquellas modificaciones que todavía se están poniendo a prueba, hasta que, después de mucho tiempo, se convierten en un bien experimentado, patrimonio inconsciente de la especie fijado hereditariamente. En una frase: LA CONCIENCIA ES UN FENÓMENO DEL AREA DE LA EVOLUCION. “

 

Otro triunfo del equipo de Exactas

 

Campeonato Mundial de Fútbol Robótico. Pasó a octavos de final, tras vencer 12 a 4 a México. El domingo se medirá con China, el último campeón del mundo. También obtuvo una victoria en la categoría Simulación, en la que los jugadores son virtuales.  

 

Redes de neuronas artificiales y pensamiento

A veces me pregunto por qué en tanta teoría filosófica sobre el funcionamiento de la mente humana en los tiempos actuales no se tiene en cuenta lo averiguado por el interesantísimo campo del Conexionismo en Inteligencia Artificial; en otras palabras, las RNA o Redes de Neuronas Artificiales. Comprender el funcionamiento de estas aunque sea por encima - este es el objetivo del presente artículo - abre mucho los ojos de cara a comprender al ser humano. Al fin y al cabo, quizá entre la gente a quien nos apasiona el tema del conexionismo no sólo hay un afán de producir máquinas inteligentes sino también el de descubrir la propia estructura del cerebro humano, la formación de la consciencia y la razón... 

 

La empatía genética como método de creación de seres complejos

 

La naturaleza nos programa genéticamente para sentir placer o dolor en función de lo adecuado de nuestras acciones según su propio criterio grabado en nuestros genes. Puede que un día este criterio nos obligue a ser solidarios y altruistas. 

 

Dos líneas para la investigación biomédica

 

En el estado español la investigación con embriones humanos está prohibida, pero se permite y fomenta la muerte sistemática de seres inteligentes y con capacidad de sentir y sufrir muy semejantes a las nuestras. 

 

-

A nuestros queridos lectores: 

Gen Altruista, les brinda la posibilidad publicar sus trabajos, y de esta forma colaborar con el desarrollo del sitio, enriqueciéndolo con vuestras ideas.  

Ya todos conocen el espíritu que nos mancomuna y esa sería una forma de profundizar el contacto entre todos nosotros.  

Quienes tengan el deseo de trasmitir sus ideas, vinculadas a las temáticas que nos convocan semanalmente, cuentan con el espacio para publicar en Gen Altruista.com  

Para más detalles pulse aquí. 

Ver colaboradores.

     
 

Ultima actualización: 03/06/2002 

 (actualización semanal)


 

 

 

 

 

     

-

Editora: Ana Herbsztein

Traductora: Sabina Domene